• esenfr

Sintomatología

La presentación de la deformación es visual y se percibe ya en el primer año de vida, si bien pasa desapercibida por la ausencia de sintomatología, que se hará evidente en la edad prepuberal. Los casos detectados precozmente, deben ser seguidos por lo menos hasta esa edad, puesto que es cuando comienza la actividad deportiva y se ponen de manifiesto las deficiencias que el PE produce.

Los pacientes que sufren esta deformación pueden experimentar:

  • Falta de adaptación a la actividad física
    La desviación del mediastino hacia el lado izquierdo conlleva una disminución del volumen cardíaco y en consecuencia una falta de adaptación a la actividad física.
  • Problemas respiratorios
    Disminución de la tolerancia al ejercicio, cansancio y dificultad para respirar, provocada por la disminución de la función pulmonar o la presencia de infecciones respiratorias como bronconeumopatía, pero también restricciones severas de la ventilación pulmonar con un patrón restrictivo.
  • Alteraciones cardíacas
    Puede aparecer dolor precordial, palpitaciones, síncope y arritmias.
  • Afectación morfológica de la columna vertebral.
    Es habitual que el Pectus Excavatum se presente no pocas veces, asociado a escoliosis que puede provocar; dolor torácico o lumbar.
    La escoliosis se da en todos los casos que presentan un cierto grado de rotación esternal, lo que condiciona que las costillas hagan rotar a las vértebras conduciendo a la deformación del raquis, y no al revés.  Todos los pacientes nacen con el PE sin escoliosis y esta deformación aparece con el tiempo en los casos asimétricos.
  • Trastornos psicológicos
    Muchas personas afectadas por la deformidad torácica presentan alteraciones del comportamiento, con tendencia a la soledad y retraídos socialmente

Otras manifestaciones

Muchos casos presentan de entrada una secuencia leve de Poland con hipoplasia pectoral, de la mama y del pezón, normalmente derecho, que se exagera con el tiempo y se agudiza en la pubertad sobre todo en los pacientes del género femenino.

TIPOS DE PACIENTES CON PECTUS EXCAVATUM

  1. Pacientes asintomáticos con deformidad leve a moderada, no progresiva.
  2. Pacientes asintomáticos que presentan una malformación torácica severa y progresiva.
  3. Pacientes sintomáticos con malformación torácica severa y progresiva que presentan signos de compresión pulmonar o cardíaca.
  4. Pacientes con Pectus Excavatum y otros síndromes asociados, como el síndrome de Marfan, síndrome de Poland y anormalidades cardíacas severas.