• esenfr

Información técnica

Información técnica Pectus Up Surgery Kit

La corrección quirúrgica del Pectus Excavatum con la técnica Pectus Up se efectúa de forma extratorácica sin invasión de la cavidad pleural o del mediastino.

No se dificulta el normal desarrollo de la caja torácica.

El implante, Pectus Up, está diseñado para adaptarse bien al tórax y para que no se dañen sus órganos internos con la maniobra de implantación.

En la técnica se utiliza el sistema Pectus Up Surgery Kit, compuesto por un conjunto de implantes y herramientas, que ejerce una fuerza externa de elevación del esternón hasta colocarlo en la posición deseada. Con esta técnica se preserva al paciente de la iatrogenia tanto al colocar el dispositivo como al retirarlo.

El implante está diseñado para adaptarse bien al tórax. Es una placa que se coloca en situación preesternal, a nivel subpectoral y, a través de un sistema de tracción, se eleva el esternón hasta corregir el hundimiento. Con esta maniobra se minimizan los daños a los tejidos durante la maniobra de elevación y no se dañan los órganos internos del tórax.

 

Advertencias y recomendaciones

El Pectus Up Surgery Kit brinda al cirujano un medio de tratamiento quirúrgico del Pectus Excavatum. El dispositivo no ha sido concebido para reemplazar estructuras de la pared torácica. Si bien el dispositivo tiene como objetivo ampliar la cavidad torácica eliminando las características de la deformidad, no es posible determinar de antemano la magnitud del cambio de estructura que se observará inicialmente o de forma permanente en cada caso.

Antes de llevar a cabo la cirugía, el cirujano deberá contar con un conocimiento completo en lo respectivo al implante (Pectus Up Surgery Kit) y al procedimiento quirúrgico.

  • Es importante elegir y colocar correctamente el implante.
  • El procedimiento requiere una planificación preoperatoria precisa a fin de identificar el tamaño del implante y su posición final más conveniente.
  • Deberá evitarse agujerear la zona de xifoides, ya que ello no permitiría una fuerza de agarre tornillo-xifoides suficiente para permitir el proceso de elevación.
  • En los casos en que no se observen señales de un cambio de forma adecuado, se deberá proceder a retirar el dispositivo.
  • En caso de una reaparición de la deformidad, posiblemente resulte necesario aplicar un tratamiento secundario o alternativo.
  • LOS IMPLANTES QUIRÚRGICOS NO DEBEN UTILIZARSE NUNCA MÁS DE UNA VEZ. Pueden presentar imperfecciones, defectos o zonas de desgaste interno y llegar a fracturarse o fallar en su rendimiento.