FAQS

cómo puedes resolver tus dudas sobre el TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DE PECTUS EXCAVATUM

Preguntas frecuentes

No se pretende que la información que le ofrecemos en este apartado sustituya en modo alguno a los consejos que pueda proporcionar un médico u otro profesional sanitario especialista. Por todo ello, se aconseja seguir las instrucciones del cirujano en el momento del alta y durante las visitas médicas y consultar a un profesional experto para obtener la información que necesite o más le convenga. Para más detalles ir a AVISO LEGAL Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

PECTUS EXCAVATUM

La edad ideal para intervenir a un paciente con Pectus Excavatum sintomático es la edad prepuberal (12-14 años) para evitar las posibles complicaciones derivadas de la propia enfermedad y los problemas psicológicos que puedan aparecer. Dicho esto, gracias a la facilidad de la técnica Pectus Up, los pacientes adultos también pueden beneficiarse del tratamiento quirúrgico con esta nueva técnica.

En el caso de pacientes en edad pediátrica, anteriormente se recomendaba la reparación quirúrgica del Pectus Excavatum en casos sintomáticos lo antes posible. No obstante, recientemente se ha demostrado que los resultados no son tan positivos en niños muy pequeños y, por este motivo, actualmente se recomienda retrasar la edad de la cirugía, estableciéndose como edad mínima a partir de los 8 años.

Existe una predisposición genética a sufrir estas anomalías. Se observa una ocurrencia familiar de Pectus Excavatum en aproximadamente el 35-45% de los casos.

Siempre es recomendable practicar ejercicio para que el/la paciente adopte una postura correcta y mejore su condición física. En personas afectadas de Pectus Excavatum es recomendable realizar ejercicios de estiramiento y respiración para aumentar la capacidad pulmonar. Es recomendable practicar la natación, ya que facilita este aspecto y además fortalece la musculatura.

La realización de ejercicios gimnásticos servirá como complemento para aportar mejoras en cuanto a respiración, fuerza y resistencia, sin corregir la malformación, aunque sí mejora la parte muscular y física en general. Se pueden realizar ejercicios para muscular la zona superior del tronco y pueden mejorar el aspecto estético, aunque hay que tener cuidado ya que, en ocasiones, el resultado puede ser el contrario, que se perciba el hundimiento aún más. Recomendamos buscar el asesoramiento de especialistas en esta materia.

La mejor opción de mejora es, sin duda, el estiramiento. La práctica de los estiramientos permite ampliar la zona del pecho para que los cartílagos, que unen el esternón a las costillas adyacentes, permitan conseguir un apostura lo más erguida posible.

Por ello, los estiramientos serán clave a la hora de retrasar, en cierto modo, el avance del Pectus Excavatum. No hay que olvidar que los ejercicios de calentamiento serán fundamentales para una buena adaptación corporal y evitar sobreestiramientos que puedan provocar lesiones.

POST INTERVENCIÓN

El tamaño habitual de la cicatriz es de unos 3-4 cm, aproximadamente de la medida de la anchura del implante.

Se debe ser cuidadoso con la higiene personal para evitar posibles infecciones. No se podrá tocar ni mojar la herida. Además, no podrá levantarse el apósito hasta la primera revisión con el cirujano. Se recomienda practicar ejercicios de respiración profunda varias veces al día.

Si la herida sufre algún cambio, como supuración, hinchazón y/o obertura de alguna zona de la herida, se debe consultar con el cirujano.

Es necesario seguir las instrucciones de la terapia analgésica prescrita después del alta médica. En caso de experimentar dolor, se puede tomar los analgésicos recomendados por el cirujano, y si el dolor persiste, el paciente deberá ponerse en contacto con el especialista.

Analgesia pautada mediante ibuprofeno o paracetamol, mayoritariamente.

Debe mantenerse una buena postura.
No deben adoptarse posturas anómalas o rígidas que a priori puedan evitar el dolor, ya que pueden ser causa de otras alteraciones posteriores.No es aconsejable estar largo tiempo en posición de decúbito (tumbado).
Es conveniente dormir boca arriba y evitar estar de lado durante el sueño (al menos durante los primeros 3 meses, si es posible).
Evitar la exposición a situaciones de riesgo, los ambientes con multitud de personas y los contactos físicos violentos.
No hay que hacer rotaciones bruscas del torso, ni levantar pesos o llevar mochilas durante el primer mes.

La expresión “vida normal o cotidiana” es relativa. La referencia sería una persona que realiza actividades sociales, familiares, laborales o académicas con un nivel de actividad física medio-bajo (sin actividades que comporten un riesgo elevado).
Después de la reparación quirúrgica del Pectus Excavatum con el método Pectus Up, el paciente debe permanecer en reposo alrededor de una semana después de la intervención quirúrgica, y se recomienda reposo relativo de una duración aproximada de un mes.

Dormir boca arriba y evitar estar de lado durante el sueño (al menos durante los primeros 3 meses, si es posible).

El periodo de reposo es de alrededor de una semana tras la intervención. Se recomienda un reposo relativo de una duración aproximada de un mes.
Este consistirá en ir retomando las actividades de la vida diaria, mantener una buena postura y evitar movimientos que causen dolor.
Abstenerse de realizar actividades deportivas durante los tres meses siguientes a la operación, incluido el levantamiento de peso.
El paciente podrá acudir a clase o a su trabajo habitual después de dos-tres semanas de la intervención, siempre y cuando no comporte actividades deportivas, levantamiento de pesos o uso de mochilas, y siempre respetando las recomendaciones del cirujano.

Inicialmente permanece implantado entre tres y cuatro años, pero en algún caso puede estar más tiempo e incluso permanentemente. Siempre dependerá de la edad y especialmente de la evolución de cada paciente en concreto, y siempre a criterio del cirujano.

Una vez que el implante se ha retirado, el paciente puede hacer vida normal a nivel social, académico y profesional.

  • El implante o alguno de sus componentes puede aflojarse, desplazarse o romperse.
  • Pueden darse reacciones de sensibilidad a los metales o alérgicas al material del implante.
  • El paciente puede sentir un dolor anormal o una sensación de incomodidad debidos a la presencia del implante.
  • Irritación o infección en la herida.
  • Corrección incompleta o inadecuada de la deformidad, o su recurrencia, antes o después de la retirada del implante.
  • Es posible que sea necesario retirar el implante si el paciente experimenta alguno de los efectos anteriormente descritos.

Se pueden realizar una TC aunque la imagen del tórax puede quedar algo distorsionada (artefactos). NO SE PUEDEN REALIZAR RESONANCIAS MAGNÉTICAS.

En pacientes muy, muy delgados, a veces se podría notar la placa bajo la piel en la zona central. Si el cirujano contempla esta posibilidad, se puede hacer una pequeña modificación en la técnica en el momento final de la intervención. En el resto no es posible la visualización ya que se implanta de forma subpectoral.

El dispositivo puede dar positivo en el detector de metales. Es aconsejable llevar consigo un documento del fabricante con los datos del cirujano y hospital que indique la presencia del implante metálico en el tórax.

Puede viajar por vacaciones, siempre y cuando mantenga una buena posición del tronco y evite exponerse a situaciones de riesgo.
No levantar ni sostener maletas, ni levantar pesos, durante al menos, un mes.
Evitar los ambientes con multitud de personas.

PECTUS UP

No existe una edad límite, aunque el tratamiento debería realizarse lo antes posible, para evitar las posibles complicaciones derivadas de la propia enfermedad y los posibles problemas psicológicos.
Gracias a la facilidad de la técnica, los pacientes adultos también pueden beneficiarse del tratamiento quirúrgico. Se ha intervenido a pacientes con buenos resultados hasta los 46 años de edad, aunque estos casos son excepcionales. Es recomendable valorar la calidad del hueso antes de la intervención para detectar posible fragilidad u osteoporosis.
La indicación quirúrgica siempre dependerá del tipo y grado del Pectus Excavatum y de la morfología del paciente, y no tanto de su edad.

La indicación para someterse a tratamiento quirúrgico con Pectus Up se basará en el diagnóstico clínico de Pectus Excavatum, siempre que cumpla los requisitos descritos en el capítulo de tratamiento del Pectus Excavatum de esta página web. No obstante, la decisión siempre dependerá del criterio del cirujano y de la propia aceptación del paciente.
La indicación del tratamiento quirúrgico del Pectus Excavatum, en general, estará condicionada por los criterios físicos o psicológicos que justifiquen la intervención, y los datos extraídos de una tomografía computarizada (TC). En el caso del tratamiento con el nuevo implante Pectus Up, tanto los casos leves como los severos pueden corregirse con una alta tasa de éxito, aunque siempre dependerá de cada paciente en particular. Si el caso es muy leve no estaría indicada una intervención con Pectus Up. En casos muy específicos y complejos, la técnica del Pectus Up puede complementarse con otros procedimientos quirúrgicos.
El tamaño dependerá de las dimensiones del tórax y del grado del Pectus Excavatum, adaptándose siempre a cada paciente en particular.
Hasta finales de abril de 2022 se han realizado más de 192 intervenciones a pacientes con Pectus Excavatum de diferentes edades y grado de complejidad del hundimiento. Entre los pacientes operados, algunos han querido compartir su experiencia en formato testimonial, que se puede encontrar en el apartado Testimonios de la sección Pacientes de esta web.
Se han realizado intervenciones en países como España, Francia, Italia, Portugal, Irlanda, Grecia, Colombia, México y Chile. El primer caso se realizó en 2012 y ya se han extraído 15 implantes con buenos resultados
(Efficacy and Safety of Taulinoplasty Compared with the Minimally Invasive Repair of Pectus Excavatum Approach to Correct Pectus Excavatum; Taulinoplasty: the traction technique—a new extrathoracic repair for pectus excavatum. Otras publicaciones están en proceso de redacción por parte de los centros especializados.Ver apartado Publicaciones en la sección Actualidad.
No, la técnica del Pectus Up es mínimamente invasiva y consiste en la reparación quirúrgica del Pectus Excavatum, extratorácica y sin alto riesgo. Al utilizar anestesia general, no podemos descartar que el paciente pueda sufrir alguna complicación como en cualquier otro procedimiento quirúrgico en las mismas condiciones.
Sí, el paciente recibirá anestesia general en un quirófano convencional. No se descarta que a medio plazo la intervención pueda llevarse a cabo mediante un proceso de Cirugía Mayor Ambulatoria.

Los pacientes suelen permanecer en el hospital una media de 2 días después de la reparación quirúrgica, dependiendo de la edad y del grado del Pectus Excavatum.

EJERCICIO FÍSICO

Reposo relativo, tratando de evitar los movimientos que causen dolor, y reanudar las actividades de la vida diaria de forma progresiva.
Realizar ejercicios suaves de respiración de forma diaria como, por ejemplo, inspirar suavemente hasta conseguir llenar totalmente el pecho; después, espirar lentamente hasta dejar el pulmón sin aire.
Hasta el primer mes , se puede mover el tronco y levantar los brazos de forma suave y gradual, aclimatándose a la nueva situación de forma sucesiva y continua, sin que cause dolor.

Dependiendo siempre de la evolución de cada paciente, teniendo en cuenta que la recuperación es tanto más rápida cuanto más joven es la persona, se puede ir a la escuela, universidad o a al trabajo habitual a partir de la primera revisión con el cirujano, si este lo considera y el paciente se siente bien.
Inicio de la actividad deportiva entre tres y seis meses después de la intervención, dependiendo del tipo de actividad, pero evitando los deportes de alto riesgo o aquellos que impliquen movimiento del torso como golf, tenis, ejercicios en banca, etc., durante un período de seis meses.

Los dispositivos de fijación metálica o implante torácico en general no son capaces de soportar los niveles de actividad ni las cargas que tolera una pared torácica normal y sana.
En el caso de no seguir las instrucciones recomendadas por el cirujano, el Pectus Up puede aflojarse o desplazarse si es sometido a soportar pesos o cargas o a actividades muy intensas, o si el paciente sufre algún traumatismo en el tórax.
Incumplir las instrucciones postoperatorias podría dar lugar a complicaciones. Ver el apartado de complicaciones.

Podrá realizar actividades deportivas a partir de los tres meses, en función del deporte practicado. Deportes como el golf ,el tenis o ejercicios en banca requerirán algo más de tiempo, alrededor de los 6 meses, ya que implican un movimiento amplio del torso. Siempre dependerá del consentimiento del cirujano.

Después de la intervención deben reanudarse las actividades de la vida diaria de forma progresiva, evitando los movimientos que causen dolor.
Se puede retomar la actividad deportiva en la escuela a partir de un 1 mes de la intervención o incluso 3 meses, dependiendo del tipo de actividad. Es aconsejable que se consulte al cirujano por si lo considera conveniente.

Evitar los contactos físicos violentos. Se debe evitar hacer rotaciones del torso y levantar pesos y llevar mochilas durante el primer mes.

No hay que empezar actividades deportivas intensas antes de seis meses desde la intervención, así como evitar deportes que impliquen el movimiento del torso, tales como el golf, la natación, el tenis, levantamiento de pesas, ejercicios en banca etc., en función del estado del tórax y de la aprobación del cirujano.
Debe evitarse cualquier deporte de contacto durante los seis primeros meses, al menos, porque un traumatismo grave en la parte anterior del tórax puede producir lesiones intratorácicas severas. En caso de duda, consultar siempre al cirujano.

Desarrollo de productos

PREGUNTAS FRECUENTES

Resolvemos tus dudas acerca del tratamiento quirúrgico del Pectus Excavatum con el nuevo método Pectus Up

FAQ’s
Pectus Up

CONOCE A UN CIRUJANO

Descubre dónde se encuentra el especialista más cercano en el tratamiento del Pectus Excavatum con Pectus Up

Encuentra un profesional