• esenfr

Técnica Pectus Up: Corrección quirúrgica extratorácica para el Pectus Excavatum

Esta técnica ha supuesto una importante innovación tecnológica en el ámbito de la cirugía del tórax para el tratamiento de esta patología, ya que es un método extratorácico que reduce considerablemente la complejidad y los riesgos de la intervención. El tiempo de recuperación posterior es menor y los pacientes tratados con esta nueva técnica destacan la poca presencia de dolor y la rápida incorporación a la vida cotidiana.

Información sobre el Pectus Excavatum

+ info Profesionales
+ info Pacientes

El Pectus Excavatum es la deformidad congénita más frecuente de la cavidad torácica, caracterizada por una depresión cóncava del esternón, más conocida como pecho en embudo.  Sin duda, el sello distintivo del Pectus Excavatum es la apariencia hundida del esternón.

Es una enfermedad progresiva que puede ser visible desde el nacimiento, pero que habitualmente se hace más evidente con el paso de los años.

El Pectus Excavatum puede manifestarse en distintos grados de afectación. Hay pacientes con una deformidad leve, prácticamente asintomáticos, pero con implicaciones estéticas, y pacientes con una afectación moderada o grave, que padecen problemas físicos importantes y alteraciones sociopsicológicas.

Esta patología suele hacer su aparición en la primera infancia y cuando su grado es severo, puede tener efectos graves sobre el paciente, ya que la deformación ósea puede acabar causando problemas pulmonares, dificultando la respiración y otros síntomas respiratorios. También pueden aparecer problemas cardíacos que conducen a una falta de adaptación a la actividad física. Otra afectación frecuente es una mala posición de la columna vertebral que, en algunos casos, se presenta como una verdadera desviación o escoliosis.

Además, el paciente con Pectus Excavatum puede padecer afectaciones psicológicas que le pueden comportar una tendencia al aislamiento y a la soledad, lo cual puede llegar a ser muy relevante. La apariencia que esta patología confiere al pecho de los pacientes, puede condicionar enormemente su calidad de vida, dificultando la realización de actividades deportivas o lúdicas llegando a causar, en especial en los adolescentes, problemas de autoestima.

El pediatra o el médico de familia suele ser el primer profesional consultado por los pacientes para solicitar información sobre el Pectus Excavatum. Si el paciente es menor de ocho años y es asintomático, no suelen realizarse pruebas adicionales ni cirugía. A partir de esta edad, es importante hacer una revisión anual y ver si el defecto es progresivo. Si el defecto aumentara o aparecieran síntomas relacionados con el Pectus Excavatum, deberá ser valorado por un cirujano pediátrico o torácico, para recibir así el mejor tratamiento para su Pectus Excavatum en particular.

Muchas de las personas afectadas por esta patología hacen una vida totalmente normal, sin ningún tipo de afectación física o psicológica. Pero, al ser una patología que suele exacerbase con la edad, es muy importante una valoración temprana por parte de un cirujano para que la deformidad no llegue a comprometer los órganos de la cavidad torácica o no haya una afectación psicológica importante.

La regresión espontánea o cualquier mejoría parcial de los síntomas del Pectus Excavatum son infrecuentes.

Tratamiento quirúrgico del Pectus Excavatum

+ info Profesionales
+ info Pacientes

Las técnicas de cirugía evolucionan, se introducen nuevas modificaciones y surgen nuevos procedimientos innovadores.

Actualmente existen diversas técnicas para el tratamiento del Pectus Excavatum, tanto quirúrgicas como no quirúrgicas.

Las técnicas tradicionales empleadas en el abordaje quirúrgico del Pectus Excavatum son invasivas y se entra en la cavidad torácica para corregir la malformación, con los riesgos que ello puede conllevar.

En la actualidad existe un nuevo tratamiento para el Pectus Excavatum, el método quirúrgico llamado Pectus Up, que nos brinda la oportunidad de corregir esta patología de una forma mínimamente invasiva y evitando la cirugía intratorácica como sucede con técnicas quirúrgicas anteriores.

El Pectus Up

La nueva técnica -el Pectus Up– consiste en la colocación de un implante encima del esternón, a través de una pequeña incisión en el pecho, que tira de él hacia arriba hasta lograr una posición anatómicamente más correcta. Posteriormente, el implante se fija al esternón y a los cartílagos costales para mantener dicha posición tras la intervención.

Evitar la cirugía intratorácica

El nuevo procedimiento permite la elevación del esternón sin necesidad de introducir barras de acero en la cavidad torácica ni de extirpar parte de las costillas para conseguir reducir el hundimiento del esternón.

Al ser un procedimiento extratorácico es muy poco doloroso, conlleva un periodo de convalecencia corto y está exento de complicaciones graves.

El implante se retira a los 3-4 años, aunque puede permanecer en el tórax durante mucho más tiempo. El procedimiento es muy simple y sin riesgos.

El Pectus Up abre nuevas perspectivas en el tratamiento quirúrgico del Pectus Excavatum. Por un lado a los pacientes, ya que se amplía la franja de edad para ser intervenidos y por otro lado a los cirujanos, pues el proceso quirúrgico es de baja complejidad.

Resumen de los beneficios del tratamiento quirúrgico del Pectus Excavatum con la nueva técnica del Pectus Up

  • Mínimamente invasiva. Se realiza una pequeña incisión para colocar el implante.
  • Reducción del riesgo de dañar órganos vitales del tórax. Es un método extratorácico, por lo que se reducen los riesgos y se minimizan las complicaciones.
  • Rápida incorporación a la vida cotidiana. La intervención es poco dolorosa y necesita poco tiempo de recuperación.
  • Adaptación al crecimiento. El implante se fija en la parte externa del esternón, lo que permite un desarrollo normal de la caja torácica sin necesidad de modificar o retirar el implante.
  • Menor duración de la intervención quirúrgica. La complejidad de la intervención quirúrgica es mínima.
  • Postoperatorio en cuidados intermedios.  El método es muy poco invasivo y el paciente no suele requerir cuidados en la UCI.
  • Permitir las maniobras de reanimación cardio-respiratoria. En el caso de paro cardíaco, se pueden realizar dichas maniobras.

Antes y después: testimonios

+ Testimonios pacientes intervenidos de Pectus Excavatum con Pectus Up