• esenfr

Testimonio del primer paciente intervenido de Pectus Up en el continente americano

MI VIDA ANTES DE LA CIRUGÍA
Antes de empezar a tratarme e informarme sobre el Pectus Excavatum, mi vida diaria era incomoda, salir a cualquier lado se volvía estresante ya que la camisa se me pegaba al cuerpo y hacía que se notara mi hundimiento. No podía desarrollar cualquier tipo de actividad que requiriera algo físico ya que mi respiración era algo limitada, como si trajera un cinturón alrededor de mi cuerpo a la altura de mi tórax.

Debido a la afectación mis costillas se deformaron de tal manera que estaban en pico hacia afuera, inclusive cada día mi columna vertebral se marcaba en mi espalda como si algo la aventara, parecía que se iba a salir de mi piel.

Tuve repercusiones emocionales. Mi autoestima era baja, salir a las albercas era un reto total para mí, ya no tenia deseos de salir a ningún lugar, pues mi malformación era demasiado notoria y me la pasaba tratando de ocultarla.

Durante 3 años fui un caso no operable para algunos médicos, cuando supe de mi malformación comenzamos a investigar en conjunto con mis padres y la única técnica encontrada era mediante la barra de nuss, nada satisfactorio pensábamos; sin embargo, fue hasta que llegué con un Cirujano Torácico que se convirtió en nuestro guía en el camino hacia la técnica de pectus up.

Leyendo testimonios era de muy larga recuperación y de mucho dolor. Inclusive mi cirujano de Pectus Up que asistió en la cirugía y es mi cirujano de cabecera también realiza la técnica de Nuss y me contaba de los jóvenes que se sometían a ella y del dolor que sufrían postcirugía.

Cuando conocimos al que ahora es mi Cirujano Torácico, nos explicó esta nueva técnica que inclusive ellos acababan de llegar de un Congreso en España, nos emocionó mucho la idea, nos explico todo el proceso sin pasar detalles pero aún no se encontraba la manera de que yo fuera operado aquí México así que ellos siguieron insistiendo para que fuera autorizado por la COFEPRIS, para que entrara la placa a México por lo que solo seguía con las consultas de chequeo hasta que la técnica y la placa fue aceptada. Aunque de igual manera sentía algo de miedo porque al ser la primera persona en México con esta técnica no tenía algún testimonio con quien hablar, pero al leer los de su pagina de internet ese miedo desapareció.

EXPERIENCIA DE LA OPERACIÓN

Conocí a Pectus Up por medio de mi cirujano pediátrico torácico, él nos contó de Pectus Up y la verdad desde que supe de esa técnica la de Nuss quedó descartada para mí.

Mi nivel de satisfacción es muy bueno, la experiencia fue exactamente como es descrita, el más mínimo dolor, la recuperación muy rápida y el volver a mi vida diaria tan rápido fue lo más sorprendente, fue como si no me hubiera realizado la operación

El nivel de dolor del menor (1) al mayor (10)…
o    Recién operado: 5
o    A los pocos días: 4
o    1 mes después: 0

La recuperación fue los pocos días de la intervención: muy rápida, fue algo difícil acostumbrarte a tu nueva manera de vivir, de cuidarte mucho para prevenir accidentes y cuidar la herida. A los pocos meses: parecía como si no me hubiera operado, realizo mis actividades de la misma manera que antes.

Han mejorado muchos aspectos después de la operación. Desde el aspecto de salud, hasta el emocional, en la salud desde el primer día después de la operación note mi respiración mucho mas larga, aunque hasta ahora mis pulmones siempre estuvieron acostumbrados a la respiración corta, por eso he tenido que practicar ejercicios de respiración, y en lo emocional, mi autoestima esta mas alto que nunca, ya no me molesta usar camisas algo pegadas a mi cuerpo.

Definitivamente recomendaría Pectus Up, es un procedimiento de mínimo dolor, mínima estadía en el hospital, la recuperación es exageradamente rápida y la manera en que te vuelves al diario con tus actividades es extraordinaria, es algo como si nunca te hubieras realizado la operación.

Adrián